Seguridad en casa

Seguridad en casa

Seguridad en casa. Dentro de poco ya estaremos planeando las vacaciones de verano y como cada año, pensaremos aquello de ¿Y si entran en casa?

Bueno, aún hay tiempo por lo que os vamos a explicar lo que sería una escala de MEDIDAS DE SEGURIDAD que pueden mejorarse en la puerta de acceso de tu vivienda.

Iremos por orden de seguridad, el primer paso sería cambiar el bombín de la cerradura. Es lo más sencillo, pero también necesario. La elección del bombín o cilindro de su cerradura, dependerá en gran medida del tipo de puerta a proteger. Si quiere hacer un cambio de bombín, vamos a aconsejar qué bombín o cilindro es el más adecuado para su puerta, en función de las medidas y material de su puerta, tipo de perfil y diferentes acabados.

No todo vale y siempre es mejor asesorarse.

Lo siguiente en el escalón de seguridad es cambiar la cerradura por una de mayor seguridad. Cómo ya hemos explicado en otros posts, la mayoría de las cerraduras en España están obsoletas y eso, los ladrones lo saben.

Podemos asesorar para instalar sistema antibumping, cerraduras invisibles que tienen una gran ventaja: valen para todo tipo de puertas: acorazadas, blindadas, reforzadas o de madera.

Se puede apostar por cerraduras empotradas que destacan por ser muy discretas, y la mayoría de sus elementos se encuentran en el interior de la puerta y desde el exterior solo podremos ver el escudo o el bombín para introducir la llave. Es una de las cerraduras que más colocamos en la actualidad y de las más difíciles de forzar.

O, se puede optar por las cerraduras multipunto, las más recomendables para puertas acorazadas o blindadas. Como os contamos en algún post anterior, destacan por contar con más de un punto de bloqueo, lo que incrementa su seguridad.

Y como paso principal y quizás con el que más tranquilo vas a estar es instalar una puerta acorazada. Ya sabemos que una puerta blindada es una puerta de entrada cuya estructura, tanto del marco como de la hoja de la puerta, está fabricada en madera y de hecho la palabra blindada sería excesiva para definirla. Realmente, lo que nuestra mente piensa cuando oímos “blindada” es en una puerta acorazada ya que los materiales de fabricación y los complementos de seguridad tienen mayor calidad y resistencia. Como siempre insistimos, se gana en disuasión, porque se tarda mucho más en romper y son necesarios elementos muy ruidosos.

Sea como sea, aún queda tiempo para llamarnos y preparar su vivienda de cara a las vacaciones de verano, para este año sí poder quedarse tranquilo.

Somos conocidos por nuestro buen hacer y la confianza que depositan nuestros clientes. Experiencia y honestidad nos definen, llámanos y hablamos.